Cuba y Estados Unidos retoman sus relaciones diplomáticas

Desde que a finales de 2014 Barack Obama y Raúl Castro anunciaron en sus respectivos países una nueva etapa de deshielo en las relaciones Cuba-EEUU, se han dado algunos pasos para la normalización diplomática entre ambos Estados. Una normalización que se puso en escena en la pasada Cumbre de las Américas celebrada en abril en Panamá. Cuatro púgiles se suben a la lona para lanzar sus ganchos sobre Cuba, EEUU y uno de los últimos rescoldos de la Guerra Fría.

combate_29

 

Cuba-Estados Unidos: entre el idealismo y el pragmatismo

Julio Cañero *

La política exterior de Estados Unidos ha estado marcada por la combinación de un idealismo y de un pragmatismo histórico. Esos dos principios habían conseguido que durante décadas, sin importar el color del partido que dominaba el Capitolio o la Casa Blanca, se hubiera dado un consenso bipartidista casi único. Mientras que en la mayoría de las naciones los cambios de Gobierno implicaban súbitos cambios en la política exterior, los estadounidenses podían estar tranquilos porque lo que primaba en las decisiones internacionales de su Gobierno eran los intereses geoestratégicos del país. Parece extraño, pues, que las últimas medidas del presidente Barack Obama en materia exterior hayan levantado tantos desacuerdos en las filas del Partido Republicano. Reacciones que, a mi entender, deben tomarse por un lado en clave electoralista y, por otro, como el último recurso para hacer pasar al presidente por un mandatario errático y difuso en política exterior.

La oportunidad de acercamiento al régimen cubano tras varios años de negociaciones secretas dice mucho de la habilidad política del presidente Obama. Los años de bloqueo, amén de la crueldad del propio régimen castrista, no han servido nada más que para empobrecer al pueblo cubano y generar un antiamericanismo a las mismas puertas del gigante estadounidense. Con los primeros pasos en la normalización de las relaciones, lo que Obama ha pretendido, y el régimen de los Castro acabará asumiendo, es que la transformación a medio plazo de Cuba en una democracia sea imparable. Si los castristas creen que la política de Obama les legitima en el poder como si nada hubiera cambiado, están muy equivocados. Estados Unidos ha conseguido más con sus acciones de soft power desarrolladas desde el final de la Segunda Guerra Mundial que con todas sus actuaciones militares en el exterior. No me cabe duda de que muy pronto McDonalds y Coca Cola estarán en la isla, con o sin la bienvenida que les daba a principios de este año Álex Castro, el hijo de Fidel.

A Barack Obama, ya deseoso de dejar, como casi todos los presidentes estadounidenses, su contribución personal en asuntos internacionales, el rechazo del Partido Republicano no puede ni debe hacerle cambiar su política con Cuba. El recelo del GOP, en este caso muy mediatizado por el anti-castrismo de Miami, es normal y, hasta cierto punto, entendible. Pero la atracción de La Habana al lado de la democracia pasa por incrementar la presencia internacional en la isla. Poco a poco veremos cómo se van a ir levantando las restricciones impuestas desde Washington. A la vez veremos que los dirigentes cubanos darán pasos hacia una verdadera democratización del país. Cuba y Estados Unidos son vecinos que se necesitan mutuamente. Dejar todo al arbitrio de idealismos encontrados, obviando el pragmatismo, nunca ha sido la política de EEUU Cuba no será una excepción.

* Julio Cañero es el director del Instituto Franklin de Investigación en Estudios Norteamericanos (Universidad de Alcalá).

¡Jaque mate, imperialistas!

Albert Hammond *

Antes de nada, demos un repaso rápido a los grandes argumentos esgrimidos por los amantes de la libertad del mundo en contra del régimen caribeño.

“Cuba es pobre”

El país más rico del mundo (EEUU) alberga cuatro veces más pobres que el número total de habitantes que hay en la isla caribeña. Repito, estamos hablando del país más rico del mundo, no de una isla sometida a un bloqueo económico desde 1960 y sin ingentes recursos naturales.

“Cuba tiene un gobierno represivo”

El 25% de los presos mundiales lo están en la nación con más libertades del mundo (efectivamente, EEUU). Hablando de presos, hay que reconocer que en Cuba existen bastantes sin asistencia de un abogado, sin garantías judiciales, sin estar acusados de algún crimen en concreto. Todos ellos disfrutan de unos vistosos monos naranjas proporcionados por la mazmorra extrajudicial yanqui en Guantánamo.

“En Cuba no hay democracia”

Verdad refrendada por la “Asociación de Demócratas agradecidos con la partida de fondos reservados”. Asociación presidida por el espíritu de Pinochet, y con sus miembros honoríficos: Videla, Franco, el rey saudí, Netanyahu “bulldozer”, el genocida Suharto, Batista, Gadafi (cuando se intercambiaba las gafas con Bono). De todos modos, confundir democracia con bipartidismo es en sí mismo un disparate para nada fruto de la casualidad.

“El comunismo ha matado a x millones de personas”

El valor “Equis” equivale a “la edad de la persona o taxista que afirma tal certeza” multiplicado por “el número de cubatas que se ha tomado”.

Aceptando que estos argumentos son solo falacias y propaganda “capitalista”, es fácilmente deducible que cualquier crítica concerniente a derechos humanos, libertades y democracia, por parte de los Estados Unidos y sus aliados a cualquier Estado u organización del mundo, esconde espurias intenciones que no son otras que la dominación política y la explotación económica.

Frente a esa dominación, Cuba decidió anteponer ciertas libertades. La libertad de su población frente a la de las compañías privadas, tanto nacionales como extranjeras. Un sistema tributario que financiase derechos (sanidad, educación) en lugar de mercadear con la salud de las personas. Una industria al servicio del país y no al de las mafias de hoteles y casinos. En definitiva, Cuba prefirió ser un país en vez de un puticlub. Por supuesto, los defensores de la libertad no lo aceptan, y por ello tiran de propaganda para evitar que el ejemplo cunda efecto en los países vecinos.

Y es que, como dijo Esquilo, la verdad es la primera víctima de la guerra.

Albert Hammond es licenciado en Historia y analista político de barra de bar.

Sic transit gloria mundi

Luis Carlos Grandal *

El restablecimiento de las relaciones comerciales y políticas plenas entre EEUU y Cuba avanzan, citando a Goethe, sin prisa, pero sin pausa. La decisión del presidente norteamericano Obama es una opción valiente, que llega demasiado tarde pero que es muy oportuna y, sin duda, beneficiosa para ambos países. El embargo norteamericano a Cuba era un anacronismo histórico, una vez finalizada la Guerra Fría. Si el levantamiento del embargo no había llegado antes se debe a la influencia del potente lobby cubano de Florida y al apoyo fundamentalmente de algunos políticos republicanos muy conservadores. Este lobby cubano cuenta con representantes en el Congreso de Washington y, tras el de los judíos, es quizás el más importante de Norteamérica. De hecho, la ley Helms-Burton, aprobada durante el mandato de Clinton, fue como echar sal en la herida y no hizo más que apretar las tuercas al régimen castrista, pero a la postre la acabó padeciendo el pueblo cubano. Esa ley solo perjudicó a los intereses comerciales norteamericanos, pero no fue secundada desde muy pronto, pese a las amenazas, por otros países con cierto peso económico en el mundo como Canadá, Francia, Italia y sobre todo España, que siguieron invirtiendo en la isla caribeña, sin temor a las sanciones.

Desde el punto de vista económico, el régimen castrista, fracasado y en bancarrota total, anuncia reformas importantes para las inversiones extranjeras. Cuba tiene la necesidad imperiosa de abrirse al mundo y el mundo debe ayudar a Cuba. Pero no hay que engañarse porque, desde el punto de vista político, habrá pocos cambios. Al menos, estos cambios no serán radicales en cuanto al tránsito a una democracia homologable hasta que desaparezcan los hermanos Castro. El tiempo juega a favor porque Fidel tiene 88 años y Raúl 83. Hace unos años, un miembro de la Administración norteamericana me comentó que EEUU asumía que poco se podía hacer mientras los hermanos Castro permanecieran en el poder. Con cierta ironía, no exenta de realidad política, me dijo: “Lo que no sabemos es cuándo pasará esto, porque ambos tienen sangre gallega, y los gallegos tienen una vida muy longeva”.

La normalización EEUU-Cuba beneficiará a España. Nuestras relaciones comerciales con la isla superan los mil millones de euros y España es el tercer país con intereses en Cuba después de Venezuela y China. Especial atención hay que poner en el próximo viaje del Papa Francisco a Cuba y la visita de Raúl Castro al Pontífice, ayer, en Roma. La Iglesia católica juega en todo el proceso un papel discreto pero crucial. Los hermanos Castro estudiaron en los jesuitas y algo se les habrá quedado en eso de prepararse para cuando les llegue el tránsito hacia la eternidad. Sic transit gloria mundi.

* Luis Carlos Grandal es profesor de Periodismo Internacional y Periodismo Económico en la Universidad Carlos III de Madrid.

¡Azúcar!

Isabel Pérez del Puerto

No sé exactamente qué es lo que esperaba encontrar cuando viajé a Cuba pero sí tengo claro que lo que he visto, observado y compartido me ha gustado. En Cuba la gente nace, crece, estudia, come, se enamora y trabaja, entre otras cosas. Vamos, que los cubanos viven y buscan vivir de forma muy similar a como lo hacen los millones de personas que no son cubanos. Y digo esto porque estando allí fui consciente de que, en determinados lugares del mundo, las cuestiones políticas, con sus defensores y detractores en primera línea de batalla, hacen que olvidemos a las personas que hay detrás de todo eso.

Ni maravilloso ni desastroso. Un país con sus luces y sus sombras como muchos de los que conviven en ese paraíso con trampa que es el Caribe. ¿Hay pobreza? Sí. ¿Hay mucha más pobreza que la que arrastran sus vecinos y otros muchos países latinoamericanos? En mi opinión, no. De hecho, el Estado socialista permite el acceso de todos los ciudadanos a servicios básicos como la educación o la sanidad. ¿Es esto suficiente para el desarrollo y bienestar del pueblo cubano? Tampoco.

Es un lugar especial con una atmósfera especial. Quizá por las connotaciones que, influenciados por la Historia, le damos a todo lo que allí se ve, se oye y se escucha. Estoy segura de que muchos de los tesoros que hoy alberga la isla, incluido el carácter de sus habitantes, no se habrían mantenido si las cosas hubieran sucedido de otra forma. También de que mucho sufrimiento, decepción y despedidas se hubieran ahorrado con menos ideología y más realidad.

Que la historia de Cuba habría sido diferente sin el embargo norteamericano es algo innegable. Hacia dónde se hubiera dirigido no lo podemos saber. Lo que sí es cierto es que Cuba está menos aislada y estancada de lo que el capitalismo cree y mucho menos desarrollada y cuidada de lo que el socialismo defiende. Veremos cómo se resuelve esta última partida. Espero que ganen los cubanos, y el malecón de la Habana, la ropa vieja y la salsa. Y que nos dejen compartirlo con ellos.

Para Wendy, la mejor guía y compañera en Cuba y donde sea.

Anuncios

12 pensamientos en “Cuba y Estados Unidos retoman sus relaciones diplomáticas

  1. Por rebajar el tono de los comentarios, y aún a riesgo de reducir un Foreman-Ali al circo Pacquiao-Mayweather, he de empezar reconociendo que, desgraciadamente, no conozco Cuba. Además, tiendo a desconfiar de los aparatos propagandísticos pro y anti lo que sea. Los unos, en general, me parecen faltos de autocrítica y demasiado centrados en dogmas. Los otros, a los que pertenecen absolutamente todos los medios de comunicación españoles sin fisuras e independientemente de a qué sector ideológico del público vayan dirigidos, tienen mucho de propaganda de la mano que los financia.

    Por eso, se agradecen testimonios en primera persona con matices, en los que ni todo es blanco ni todo negro. Cuba fue un ejemplo para todos los pueblos oprimidos del planeta en su momento, sin embargo, 55 años después parece necesario abrir las ventanas y airear el sistema. El dilema, creo, será ver hasta qué punto esa reforma no vuelve a convertir a Cuba en una franquicia de su poderoso vecino del norte.

    Me gusta

  2. Estimado Señor Hammond, mi más sentido pésame. Causa tristeza comprobar que el más anticapitalista de todos los artículos repita los tópicos más rancios del castro-chavismo, hegemónico actualmente en el seno de la izquierda. Tópico capitalista contra tópico antiimperialista, juego de suma cero. Las conquistas sociales (en buena medida gracias a la delirante proporción que alcanzó la ayuda económica por parte de la URSS) logradas por el pueblo cubano son innegables, los elementos monstruosos del régimen totalitario edificado por Castro & Cía. también. De ahí el pésame, si en el año 2015 nos quedamos con que “Cuba prefirió ser un país en vez de un puticlub” apañados estamos, definitivamente no tenemos remedio. DEP Izquierda Internacionalista.

    Le gusta a 1 persona

    • Lo lamento, compañero Borja, llevo una semana sin leer a Chomsky y Cía. y es que de todos es sabido que ciertas carencias normalmente engendran ciertos vicios.

      Lamento enormemente que las críticas que llevo a cabo contra la hipocresía occidental las considere usted como una retahíla de tópicos anti-imperialistas, teniendo en cuenta que el 80% de mi escueto artículo está dedicado a las faltas de la deliciosa democracia estadounidense y no a los avances de la siniestra revolución cubana. Es decisión de usted comentar sobre mi último párrafo de manera aislada, y yo no lo discuto.

      Comenta usted que el Castrismo-chavismo es hegemónico en el “seno de la izquierda”. Espero que no se refiera a la izquierda española, dado que el único “seno” que le queda lleva tiempo expuesto en las esquinas más suculentas de la ciudad.

      Respecto a los elementos monstruosos del regimen totalitario no sé exactamente a qué se refiere, enumérelos si le apetece, porque en ciertos foros las cosas no se dan por hecho.

      Por último, y si me permite un más que obvio homenaje a su comentario: mi más sentido pésame. Causa tristeza comprobar que el más anticapitalista de los comentarios repita los tópicos más rancios del progresismo equidistante*, hegemónico actualmente en el seno de la [a rellenar por el lector] reformista.

      *equidistante: dícese del que, por considerarse neutral, obvia cualquier otra consideración contextual. También, antónimo de Justicia.

      Me gusta

      • “En ciertos foros las cosas no se dan por hecho”, desconozco en qué clase de círculos estalinistas se moverá Usted, la represión de los homosexuales entiendo es un asunto suficientemente grave como para hablar de la existencia de elementos totalitarios en el régimen cubano. Por no hablar del descarado fomento de la prostitución (infantil también) como método para atraer turistas y de ese modo acceder a la divisa extranjera. Podemos seguir con el latrocinio de los fondos públicos para sufragar el lujoso modo de vida del Comandante.

        ¿Acaso no existen presos políticos en Cuba?, ¿existe plena libertad de expresión?, ¿el capitalismo no ha sido restaurado de facto?, ¿existe una verdadera democracia obrera?. Sepa Usted que los Comités de Defensa de la Revolución cubanos son como comisarías políticas en cada barrio, para vigilar a cualquier persona que manifieste una posición política contraria al gobierno, que puede ser castigada con la pérdida del empleo o con la prisión. ¿Ese es su modelo de socialismo al estilo Ceaușescu?.

        No se equivoque, no soy ninguna clase de progresista equidistante, conozco perfectamente cuál es mi trinchera. Lo que existe hoy en Cuba es semejante a la realidad china: una dictadura del Partido Comunista, comandando un estado burgués en una economía capitalista. Un último consejo, no pretenda darme lecciones de vocabulario, hace ya unos cuantos años que aprobé la EGB.

        Me gusta

    • Entraba yo ilusionado en este artículo para por fin poder meterme con Borja, que es la persona ideológicamente más distante a mí que conozco. Pero me parece que tampoco esta vez será posible, aquí hay gente que está a terámetros de mí. Cuadrilatero 33, ¡yo te maldigo!

      El trato de EEUU a Cuba es intolerable, un abuso incomprensible teniendo en cuenta que tiene relaciones con países mucho más peligrosos. Pero la pela es la pela, o como dirían en Arabia Saudita: البيزيتا هو البيزيتا, allahu akbar. Pero algún artículo que se ha publicado aquí, como el de Hammond, seguramente escrito desde un New new iPad mini 6 en un Starbucks, me parece sonrojante. Al parecer hay miríadas de gordos de Alabama lanzándose en balsas para alcanzar Cayo Coco desde Florida. A estas alturas, que venga alguien a decirme que ahora hay menos prostitución en Cuba que antes de la revolución es para echarse a llorar. Bueno, una sí que hubo: la madre de los Castro. Usted se monta en un taxi en Cuba y le ofrecen prostitutas. Se va a la piscina del hotel y está llena de prostitutas. Prostitutas y prostitutas por todas partes. El turismo sexual ha sido la industria del gobierno de estos tiranos. ¿Que no hay hambrunas? Eso se lo concedo. Pero que con un pollo y 4 sacos de arroz al mes no se vive se lo garantizo, tienen que buscar soluciones más imaginativas. El conductor de cada uno de los coches que usted ve por la calle tiene un método fuera de la asfixiante ley cubana para poder pagar la gasolina necesaria para su trabajo.

      Me gusta

  3. Dios mío, este blog es un nido de curas.
    No entiendo la reproducción de tópicos de ELPAIS en un blog libre.

    Por otro lado no veo a Rusia ni el envejecimiento de la población cubana en Miami y su peso electoral en ninguno de los análisis.

    Me gusta

    • ¿Por libre entiendes que escribamos lo que a ti te gusta? En un tema en el que hay mil matices, ¿lo moderno es abordar los que te gustan a ti? Y, por último, aquí escriben siempre los que lo desean, con total libertad. ¿Tenemos que decirles qué ideas queremos que expresen? El ring se abre ahora a todos con los comentarios. Si quieres, ponte los guantes, pero cúrrate algo más, que lo de los curas se te queda un poco burdo.

      Me gusta

      • Perdonarme, no pretendía insultar a nadie.
        Por supuesto que podéis escribir lo que os plazca, faltaría más.

        Lo único que, sinceramente, no he llegado a leer en ningún pújil nada que me explique las razones de porqué va a haber un acercamiento entre USA y Cuba.

        Igualmente se agradece el curro a los pújiles.

        Por otro lado, malavavia, tus preguntas capciosas… no son tan burdas como lo de los curas, pero en fin…

        un abrazo

        Me gusta

  4. Combatazo este lunes, señores. Isa aportando su testimonio fresco y sincero (sin orejeras políticas), Grandal y Cañero sacando la lupa y analizando con brocha fina, y Hammond dando la cara por los Castro. Entiendo lo que dice este último, y no le falta parte de razón al contraponer muchos “males” cubanos a lo que hace EEUU… Pero, lo pinte como lo pinte, en Cuba no hay libertad, sino un régimen paternalista que trata a los suyos como menores de edad y no ciudadanos emancipados. No hay libertad y sí una élite ligada al poder que vive por encima de resto beneficiándose de privilegios poco comunistas. En todos los países hay corrupción. Pero en las dictaduras, zurdas o diestras, siempre mucho más. A ver quién les acusa… ¿En el periódico oficial (único) o en el partido oficial (único)?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s