El caso Zapata y la doble vara de castigar

Guillermo Zapata, concejal del Ayuntamiento de Madrid, tuvo que renunciar a ocuparse de la cartera de Cultura en la corporación presidida por Manuela Carmena. El motivo fueron unos tuits que el político de Ahora Madrid había escrito en 2011 en los que hacía chistes sobre el holocausto judío, las niñas de Alcácer o Irene Villa. Además, hasta el reciente auto absolutorio del juez Pedraz, Zapata iba a tener que ir a declarar a la Audiencia Nacional por un posible delito de “humillación a las víctimas del terrorismo”. Esta semana cuatro púgiles se ponen la calzona y los guantes y debaten sobre el caso Zapata, los límites del humor y el doble rasero a la hora de asumir responsabilidades políticas.

combate_33

 

Sigue leyendo