La prostitución divide al feminismo

Hace unas semanas, un grupo de prostitutas reivindicaba su derecho a ejercer su trabajo por elección propia. Algunas, incluso, lo defendían como una acción feminista que empodera a la mujer en el ámbito sexual. La polémica saltó pronto a las redes sociales y puso de manifiesto las diferencias de criterio entre defensores y detractores de la prostitución. Esta semana se suben a la lona cuatro mujeres: dos trabajadoras del sexo, defensoras de su libertad de elección a la hora de realizar su profesión, y dos críticas con la cosificación de la mujer que, dicen, esta actividad supone.

combate_50

 

Sigue leyendo